More ideas from Luigi
A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.

A algunas personas no les gusta del todo que les tomen fotos creyendo que no son fotogénicas o que no cumplen con los míticos estándares de belleza. El cuerpo humano es una herramienta, tenemos las manos para sujetar objetos, las piernas para caminar, los ojos para mirar. Esto es lo más importante, lo demás se puede corregir con ropa y algunas posturas imperdibles.